Skip to main content

Suministro para biomasa

En REYSER ENERGÍAS proporcionamos un suministro adecuado de combustible para que no tenga que preocuparse de nada. A continuación puedes ver los principales suministros de biomasa que te podemos ofrecer:

 

Pellet

Los pellets de madera, es la fórmula más utilizada de combustible en Biomasa o combustible ecológico, se produce gracias a una gestión de los recursos forestales sostenibles, es generado a partir de la recuperación de subproductos obtenidos de la madera como el serrín, es un tipo de combustible granulado alargado a base de madera y se realizan por medio de  prensado. No necesitan ni pegamento ni ninguna otra sustancia, más que la misma madera.

El pellet es idóneo  para la producción de calor para calefacción.

Hueso de aceituna

En el proceso de extracción del aceite de oliva virgen se genera un subproducto denominado alpeorujo: restos piel, pulpa, hueso de la aceituna y agua de vegetación agregada al proceso. De esta elaboración, las propias almazaras extraen el hueso de aceituna triturado mediante deshuesadoras en húmedo, posteriormente se consiguen separarlo del resto de componentes y secarlo.

Cáscara de almendra

La cáscara de almendra es un subproducto procedente  del procesado de la almendra. Habitualmente, se  utiliza como combustible en hornos industriales, cerámicas y sistemas de calefacción en explotaciones ganaderas.

Debido a sus buenas características técnicas, se está imponiendo como combustible de referencia en la industria.

  • Alto poder calorífico.
  • Excelente relación calidad/precio.
  • Bajo contenido en cenizas.
  • Bajo contenido en sulfurados, nitrogenados, cloro y azufre.

Astilla

La astilla es madera triturada.  No conserva ningún tipo de aditivos. Para aprovechar la  astilla se requiere una máquina de astillado y la materia prima. Ésta suele ser comúnmente la entresaca de los bosques o árboles que no asimilan para la industria del mueble (por ser demasiado finos o no tener la calidad mínima requerida).

Es clave que la astilla se produzca de un material con una calidad mínima, es decir, no vale aplicar sólo hojas y ramas finas, ya que no cuentan con una adecuada densidad energética.